2. Tres consecuencias de la reflexión: Interior, tamaño y encuadernación de tus agendas

5 pasos para diseñar la agenda ideal

  • Connector.

    2. Tres consecuencias de la reflexión: Interior, tamaño y encuadernación de tus agendas

Las respuestas a las preguntas del punto anterior sirven, ahora sí, para empezar a tomar decisiones sobre tus agendas. Ya vimos cómo el perfil de la persona que va a usar esa agenda puede influir en las características que la agenda debe ofrecer.

Así, las tres primeras decisiones influencian:

  • Connector.

    El interior.

  • Connector.

    El tamaño.

  • Connector.

    La encuadernación.

El Interior de tus Agendas

El interior de la agenda es cómo están organizados los días en cada página y las características de la página misma.

En el primer caso, hay dos tipos básicos:

Semana vista en tu Agenda

En esta opción los días de la semana tienen asignada una columna en la página, y en la columna están registradas las horas del día. Son muy útiles para personas que tienen diversas actividades y necesitan llevar un buen registro de todas ellas.

Página día en tu Agenda

En esta opción, a cada día corresponde una página. También están registradas las horas, pero el espacio es mayor. Este tipo de interior es para quienes necesitan espacio para escribir notas un poco más extensas que una cita.

Además, en el interior de la agenda se puede elegir el color de las páginas (blanco o color hueso) y si las páginas aparecen en blanco, con líneas o cuadriculadas.

El Tamaño de tus Agendas

El tamaño de las agendas varía. Van desde agendas de bolsillo, de fácil transportación y manejo, para personas en movimiento constante, hasta las que tienen dimensiones similares a un cuaderno y su espacio corresponde a un maletín o a un escritorios.

Para decidir acerca del tamaño adecuado habrá que recordar las necesidades de quien la usará, pues se trata de elegir la agenda que mejor se adapte a ella.

La encuadernación de tus Agendas

Hay tres tipos de encuadernación, con sus respectivas variantes cada una adecuada para el carácter y tipo de uso que se le dará a la agenda.

Hilo

Es la encuadernación clásica, similar a los libros. Las páginas están cosidas con hilo vegetal y representan tanto la agenda tradicional como la fiabilidad absoluta, pues las páginas difícilmente se desprenderán.

Anillas

Este tipo incluye un mecanismo que permite agregar, retirar o cambiar páginas, y es una buena opción para agenda de escritorio y para una persona que enfrenta mucho movimiento y cambios en su día a día.

Wire’o (espiral)

En lugar de hilo o anillas, este tipo de encuadernación usa una espiral para unir las páginas. Es muy útil y cómoda, pues permite la apertura total y una mayor comodidad a la hora de escribir.

Considera igualmente que hay cuadernos personalizados que pueden llevar el logo de tu empresa o tu marca, que complementan una agenda.

Regresar a "5 pasos para diseñar la agenda ideal"

Agendas y Cuadernos con estilo propio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *